Archivo de la categoría: Reflexiones

Hola de nuevo

Hola

Estoy reiniciando este blog, el año anterior lo deje pendiente debido a que lamentablemente me vi en una voraginé de eventos (en algún momento los comentaré) y estos me impidieron el concentrarme en el blog, pero ya estoy de nuevo en el camino.

Una disculpa para  los que me leían y que se quedaron con la sensación de que yo los había dejado sin más contenidos.

De nuevo sean bienvenidos a este blog

Silvia Herant

Las bombillas de bajo consumo… no tan ecológicas

Recientemente el gobierno de este país comenzó con una intensa campaña para el cambio de bombillas, esto es de la antigua de filamento incandescente a las de bajo consumo, con la idea en mente de que las primeras son un desperdicio de energía debido a que de la energía que utilizan un poco de ella es realmente luz, el resto se transforma en calor, bajo este concepto han estado indicándonos que no es buena para el planeta por el desperdicio de energía, y por lo tanto debemos de cambiar a una bombilla de bajo consumo que casi no gasta energía y que supuestamente es más benéfica para el planeta, sin embargo esto no es del todo cierto.

Los aportes que nos da la bombilla de bajo consumo son: Utiliza significativamente menos energía para dar luz, no se calienta y su tiempo de desempeño es alto, hasta diez veces superior a una bombilla incandescente utiliza menos 80% de energía que una bombilla incandescente de la misma potencia lumínica. Y sin embargo una bombilla de bajo consumo es realmente más contaminante que una incandescente

Su uso desencadena ciertos riesgos que aun las autoridades no nos han informado plenamente, o en el peor de los casos ni siquiera están consientes de ello.

Este tipo de bombillas trabajan con vapor de mercurio, el cual es altamente tóxico para todas las especies del planeta, aquí unos puntos a considerar cuando estas se dañan:
• No respirar el polvo que se pudiera generar después de una rotura accidental
• Ventilar el área donde se ha roto una lámpara por un periodo mínimo de 30 minutos.
• Usar guantes al retirar rastros de ella, desecharla en un contenedor sellado
• Se deben desechar en lugares específicos para ellas.

Lamentablemente no siempre se cumplen estas precauciones y por lo tanto se contaminan agua y suelo.

Lo más significativo de este hecho es que el mercurio tiene la capacidad de acumularse en los organismos (bioacumulación), y de concentrarse en la cadena trófica (bioamplificación), en especial con los peces, lo que traduce que muchos de los peces de consumo humano tengan mercurio y que este pase al ser humano al ser ingerido.

El mercurio traspasa fácilmente la barrera placentaria y la barrera sanguina del cerebro por eso se considera altamente peligros para las mujeres embarazadas y en edad fértil ya que al acumularlo en su organismo es fácil traspasárselo a sus hijos.

En ocasiones sucede que el remedio para una enfermedad es más terrible que la enfermedad misma.

Debemos encontrar la manera correcta para evitar producir CO2 y al mismo tiempo que sea completamente limpia para nosotros y nuestro entorno.

¿Tía de donde sacaste tanto dinero para las revistas?

Esta pregunta me la hizo hace un par de meses uno de mis sobrinos y me quede sin palabra,  hasta ese momento no había dimensionado el nivel de compulsión que yo tenía por el papel couché, ahora les comparto como fue y que motivo el  cambio de uno de mis hábitos.

Corría el año 2000 y yo tenía por fin mi  primer trabajo,  (formal) lo primero que hice aparte de guardar un poco, fue comprar una revista, esta sería la primera de muchas más que compraría a lo largo de casi una década, (la compraba cada catorcena), sin embargo no era la única que adquiría, iba desde las que son dirigidas al público femenino, hasta las de corte informativo, si daré nombres: Vanidades, Cosmopolitan,  Muy Interesante, National Geographic, Discovery,  Vogue(edición España), Selecciones, inclusive alguna vez obtuve las del  CONACYT…

Era un verdadero vicio, sino conseguía el siguiente numero lo buscaba a como diera lugar sobre todo las de National Geographic, Vanidades y Muy Interesante; conforme las leía las iba colocando por número y año de edición, (me generaba un stress grande no comprarla en el orden que iba) esto me llevo, a tener  problemas por que conforme iban llegando era más la cantidad de revistas y por supuesto de espacio que ocupaban,  para mí era importante el tenerla ordenadas y de inmediato notaba cuando habían sido movidas para leerlas, me enojaba mucho el que no las volviera a colocar en su sitio que correspondía (estaba yo en serios problemas no solo tenía la compulsión, sino que ahora era obsesiva con mis revistas ahora lo veo bien claro).

Pues así estaba hasta que un día (hace ya dos años) nos dan la noticia de que mi padre estaba muy enfermo y que teníamos que hacer cambios drásticos en nuestra casa para su nuevo estilo de vida,  así que teníamos que deshacernos de muchas cosas que podían generar conflicto con su salud, muchas cosas fueron removidas(enviadas a casa de otros familiares y amigos)  y otras tantas tiradas, y yo sentía que me estaban invadiendo,  termine por buscar un espacio para ellas pero prácticamente las arrincone en un espacio destinado para lo que se va a tirar, y creí conveniente el ya no comprar más el espacio no me permitía el tenerlas en el orden especifico como las tenía antes, aparte que estaba más enfocada a la salud de mi padre.

La enfermedad de mi padre me dio muchas lecciones una de ellas mi compulsión de compra de las revistas; pasaron casi tres meses antes de que me diera cuenta que no había comprado ninguna revista en ese tiempo y que no pasaba nada sino las tenía,  mis prioridades habían cambiado, además de que en ese tiempo “redescubrí” a el Internet prácticamente todo lo que yo había leído y que pensaba que estaba en las revistas ahora estaba en la red,  y gratuito, ahora solo invertía un par de horas de mi descanso para comer y nada más, además de que en el proceso tuve la oportunidad de conocer espacios dedicados al minimalismo @valedeoro  y dí con el @ChocoBuda, y aprendí sobre el apego a las cosas y sí yo realmente tenía un apego muy grande por las revistas,  poco a poco me he ido quitando algunos y  me he estado sintiendo más ligera.

Aún me falta mucho por caminar (y también por deshacerme del resto de las revistas), una que otra vez  he comprado una pero solo una y es cada tres o cuatro meses (y solo si trae alguna investigación o reportaje especial), las comparto y regalo cuando las termino de leer, y  ya no me genera stress el tenerlas en orden o el no comprarlas.

Un poco acerca de mí

 

Esto es un poco más complejo de lo que pensé que sería, estoy tratando de describir quien soy yo y me esta tomando más tiempo de lo que creí  creo que realizaré un esbozo de lo que  más importante…

Bueno soy la mayor de tres hermanas, soy regiomontana, vivo con mis padres, tengo un sobrino adorable, soy soltera,  no tengo titulo universitario (este nunca lleno mis expectativas, quería aprender más de lo que normalmente se enseña en cuatro paredes y eso esta en los libros y no en las instituciones, pero no descarto el retomar los estudios), tengo dos carreras técnicas una en fotografía (que adoro) y otra en computación (que nunca he ejercido),  me encanta el manga japonés, soy fan de Star Treck, Star Wars,  y Robotech.

He sido vendedora en una boutique de ropa y otra de maquillaje, secretaria en distintas empresas,  alguna vez trabaje de espía industrial (no dure ahí eso no era lo mío),  de momento trabajo cubriendo distintas funciones, desde atención al cliente hasta  cotizaciones en el área médica. Mi sueño es el poder tener mi propio estudio de fotografía y trabajar para National Geographic

Me gusta ver las cosas buenas de la vida, y sobre todo interactuar con personas que me dejan muchas enseñanzas, gracias a la red he logrado hacer una  selección de lo que me esta haciendo crecer como persona, conocer a @blogylana primero a atraves de su página y luego en Twitter  me ha llevado a conocer a mucha gente interesante y que todos los días me aporta algo a mi vida,  y que también ha hecho cambiar algunos aspectos en mi, por ejemplo mi inclusión en el Proyecto 333,  poco a poco iré escribiendo como voy cambiando  y  de como he estado integrando a mi vida lo que me van enseñando mis amigos tuiteros, no solo es un cambio en la vestimenta  también a mi forma de ser de actuar y de pensar,  pronto empezare a contar más acerca de lo que he ido aprendiendo de todos ellos.

Por lo pronto creo que eso es todo por el momento.